Emblemático puente griego construido por talento tico

Mario Guevara y Jorge Esquivel

Mario Guevara y Jorge Esquivel

882
0
Compartir
Puente Bernardo Soto 1970 Costa Rica

30267440

En los inicios de la década de los setentas, se construía la ruta 1, también conocida como la Bernardo Soto, y entre las tareas pendientes estaba la construcción del puente sobre el río Colorado.
La  obra fue financiada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para esta labor el gobierno designó en ese tiempo al ingeniero Carlos Chávez Castro como el enlace entre el proyecto y la citada institución.
“El puente fue diseñado por el ingeniero Yen Lin, un connotado diseñador de este tipo de estructuras y puedo decirle que esa estructura es única el mundo; y muy bien hecha, pues 40 años después el puente sigue en pié”, indicó.

12011128_685894814844385_787924392716157799_n200 metros que llevaron progreso
De acuerdo con la Dirección de Puentes del Ministerio de obras Públicas y Transportes, la longitud del puente es de 203.50 metros. El tramo principal entre apoyos de los pilares es de 146 metros y la longitud de la banda tensada es de 108 metros. El ancho de la superficie de rodamiento es de 8.5 metros y el equivalente a dos carriles.

En su momento, la obra fue un gran avance para el país, pues esta ruta se convirtió en la principal arteria que lleva tránsito de vehículos hacia el pacífico, por donde sale y entra gran parte de las exportaciones e importaciones del país y acceso a los principales paraderos turísticos y provincias del pacífico como Puntarenas y Guanacaste.

La obra estuvo a cargo de la Compañía Constructora Harbert y Carrez International, San José, Costa Rica. El diseño e Ingeniería por la Compañía T.Y Lin International, San Francisco, California y la empresa costarricense Indeca, San José, Costa Rica.

La construcción del puente finalizó en el año 1972, el costo final fue de aproximadamente un millón de dólares, esta obra se inició durante la administración de José Figueres y se terminó siendo presidente Daniel Oduber.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta