Mujeres comprometidas con el ambiente

Un grupo de mujeres griegas son las encargadas de seleccionar toneladas de materiales reciclables que compran empresas como la Coca Cola. Conozca cómo Grecia lucha por seguir siendo considerada la ciudad más limpia de América Latina con iniciativas de desarrollo sostenible que además son importantes fuentes de empleo.

372
0
Compartir
Reciclaje

Para cumplir con su política de gestión ambiental la municipalidad convocó, hace algunos años, a personas de la comunidad interesadas en participar en los esfuerzos de reciclaje del cantón. Al principio iban más de 50 personas a las reuniones enfocadas en conseguir y capacitar colaboradores y colaboradoras para las campañas quincenales de recolección que se dan en el centro de Grecia.

  Poco a poco ese grupo se fue reduciendo hasta que quedaron 18 mujeres y un hombre que en el 2012 formaron una cooperativa, Coopeambiental. Hoy ese hombre sigue participando, es el gerente, y son 12 las mujeres que trabajan día a día para mantener limpia la comunidad, cuidar el medio ambiente y llevar sustento a sus familias.

Estas familias se benefician de los ingresos percibidos por la cooperativa, aunque limitados, por lo que algunas debieron retirarse y buscar una opción diferente.

La mayoría de estas mujeres son jefas de hogar que aprovecharon la necesidad del gobierno local en el manejo de los residuos sólidos. Tienen un convenio con la municipalidad que les da el local, les paga el agua, luz, teléfono y les provee de un camión para recoger el material para que luego ellas lo separen y el mismo camión lo lleva a los distintos lugares que se lo compra, por ejemplo, el plástico va para Coca Cola FEMSA y el papel a Empaques Santa Ana.

IMG_3248

Con el dinero que ganan de la venta de material se pagan sus salarios que se calculan con base en las horas trabajadas de cada una. Aun así ellas no pueden costearlo completamente y la cooperativa siempre les queda debiendo. Hace un tiempo el Ministerio de Trabajo les ayudó con 3 meses de salarios. Igualmente todas siguen con horas acumuladas que las guardan para cuando tengan mayores ingresos.

Se supone que el aluminio es lo que más paga, pero tiene que pesar mucho para poder sacar algo de ganancia. Lo que más les genera es el papel blanco pero el problema es que lo que más ingresa es el cartón, este lleva mucho trabajo y quita mucho espacio. El cartón lo deben de sacar una o dos veces por semana en el camión cargado con 2 toneladas o dos toneladas y medio.

Ellas trabajan en su sede ubicada en Rincón de Salas, a un costado de la Fábrica Nacional de Licores. Este lugar es llamado un Punto Verde. Ahí no solo llega lo que les lleva el camión, sino que también reciben material de personas con conciencia ambiental de 7 de la mañana a 3 de la tarde.

Ellas se han reunido con otras cooperativas para escuchar ideas y aprender de cómo trabajan ellas, estos encuentros han sido gestionados por Infocoop. Además se han capacitado varias veces con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Coopeambiental se contextualiza en un cantón que hace grandes esfuerzos por seguir siendo la ciudad más limpia de América Latina, título otorgado en 1989 en el marco de la reunión  Capítulo Latinoamericano de la Unión Internacional de Municipios y Poderes. Bajo el lema “la ciudad más limpia no es la que más se limpia, es la que menos se ensucia” Grecia destina energía y recursos en promover una cultura de protección ambiental.  Trabajan con colaboración de instituciones como la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA),  el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (INFOCOOP).

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta