La Grecia que no conocía

“Nuestro país es pequeño en tamaño, pero enorme en riquezas. Un tesoro que me faltaba por conocer era el distrito de Río Cuarto. Su gente y sus bellezas naturales trabajan en armonía para que todo turista tenga una experiencia de lujo al visitar este lugar”, relata este griego que conoció una Grecia diferente. Conózcala con nosotros

2719
0
Compartir

Es extraño saber que estoy en Grecia. Luego de recorrer casi 50 kilómetros durante 90 minutos llegué nuevamente a Grecia. Solo que esta es una Grecia diferente.

Aquí el clima es más fresco, llueve más seguido, su vegetación es hermosa y en cuanto a las calles, se podría decir que solo la carretera principal está pavimentada.

Es una comunidad autosuficiente que ha aprendido abrirse camino para progresar, a pesar de las vicisitudes. Hacer un recorrido por los alrededores de la iglesia es suficiente para confirmarlo.

Rio Cuarto 5Los vecinos han facilitado sus tierras para crear servidumbres de paso que permitan el desarrollo del pueblo.

En esta ciudad el ausente constante es el Gobierno Local, que a estas alturas suena irónico decirle local a una administración cuyo centro de operaciones se ubica a casi 50 kilómetros de distancia.

Los funcionarios públicos dirán que hablar de ausencia constante es una mentira, ya que ellos hacen visitas una o dos veces al mes.

Pero con un tiempo efectivo de 3 horas máximo no los convierte en presentes.

Apenas llegué al centro de este lugar, me estacioné a un costado del Banco de Costa Rica para llamar a José Joaquín Jiménez, presidente de la Comisión Pro Cantonato.

Nos habíamos puesto de acuerdo para que me él acompañara a recorrer el lugar. Llegó a toparme con su pick up azul para decirme que mejor hiciéramos el viaje en su carro.

Anteriormente solo habíamos hablado por teléfono en dos ocasiones, pero a pesar de no conocernos pude confirmar desde que lo saludé que este pueblo está lleno de gente amable.

Primero me llevó a conocer el parque y la iglesia. En la misma calle se ubica la escuela, el redondel y la sede técnica de Coopelesca que brinda el servicio de electricidad a esta zona.

Alfredo Jiménez, de 87 años, conformó la Comisión Pro Carretera para asfaltar el camino que comunica Río Cuarto con Vara Blanca, de Heredia.

Un pueblo que no se rinde

Río Cuarto está lleno de gente luchadora y generosa cuyo único afán es contribuir al desarrollo del cantón.

Que lo diga Alfredo Jiménez, de 87 años, quien siendo regidor de Grecia en el periodo 1982-1986 conformó una Comisión Pro Carretera para asfaltar el camino que comunica Río Cuarto con Vara Blanca, de Heredia.

Alfredo trabaja en un libro para plasmar sus experiencias vividas en este pueblo desde que llegó cuando tenía 6 años. Bajo el nombre “La historia de mi vida paralelo a mi querido Río Cuarto” es un tesoro lleno de anécdotas que refleja, bajo la perspectiva de este hombre, el espíritu progresista de esta comunidad.

Precisamente, las luchas de estos vecinos no cesan. Hace 14 años se unieron para conformar la Comisión Pro Cantonato para hacer realidad su deseo de separarse de Grecia, legalmente, y así convertirse en cantón.

Incluso quieren dejar de llamarse Río Cuarto para pasar a ser La Amistad. Un proyecto de ley que pareciera estancarse en la Asamblea Legislativa.

La división con Grecia sería solo legalmente, porque geográficamente no hay nada que los una.

Luego de conversar con Alfredo, José Joaquín y yo decidimos continuar el viaje por el distrito 6 de Grecia hasta llegar a la Laguna de Río Cuarto.

aguna Río Cuarto.

El camino de lastre que lleva a esta maravilla de la naturaleza no es el mejor y José Joaquín lo sabe. Solo que es muy difícil contar con presupuesto para mejorarlo y así facilitarle a los turistas su visita a esta zona.

Sin embargo, ellos se esfuerzan por conseguir dinero para lograrlo.

Y es que el recurso hídrico es abundante en este lugar. Los ríos, las cataratas y estas lagunas confirman la riqueza de agua con que goza Río Cuarto.

Lista de actividades por hacer en Río Cuarto

Este lugar está lleno de bellezas naturales por conocer y experiencias por disfrutar. Así que decidí elaborar una lista con las actividades que cualquier persona que visite Río Cuarto debe hacer.

  • Caminar por los senderos de la Laguna de Río Cuarto.
  • Conocer el Puente Viejo del Toro.
  • Tomarse un vaso de leche recien ordeñada.
  • Ver un espectáculo de monta a caballo.
  • Volver a Río Cuarto.

Definitivamente, tengo que regresar a Río Cuarto. Un lugar que a pesar de las distancias, me hizo sentirme como en casa.

 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta