La empresaria griega que construyó un imperio con “toque natural”

Carolina Ruiz Chacón es la dueña de Toque Natural, una empresa que inició en 1998 y que hoy distribuye más de 20.000 productos a 200 macrobióticas en todo el país. Un proyecto que lleva con orgullo el sello griego y que nació en las manos de una mujer empresaria.

2450
0
Compartir

Con dos hijos, profesional y amante del trabajo. Tres variables que son difíciles de manejar si se quiere pasar tiempo con la familia pero sin abandonar el negocio. Carolina Ruiz Chacón lo sabía muy bien.

A pesar de los problemas que podría enfrentar y que ni siquiera se imaginaba, en 1998 decidió crear su Macrobiótica Toque Natural.

¿Su motivo? Tener casa propia, pues vivía en una vivienda que le prestaba su suegra. Su hija de 6 años y su hijo recién nacido eran quienes la impulsaban a cumplir su sueño.

El tiempo que trabajó en la industria cosmética y alimenticia le dio la experiencia necesaria para tener las bases de cómo iniciar este negocio. Fue en ese momento cuando vio la opción de tener un trabajo sin descuidar a su familia.

Toque Natural 1

Todo inició en un local pequeño, ubicado a 50 metros oeste de la entrada de emergencias del hospital de Grecia, cuando solo distribuía productos de proveedores.

Al año de haber abierto su pequeña macrobiótica, su hijo se enfermó de asma. Luego de recordar los consejos de su abuela y madre, quienes siempre usaban remedios naturales, y con una pequeña investigación propia, se dio a la tarea de crear la primera fórmula del jarabe Bronco Bumba (uno de los más vendidos actualmente).

Familiares y conocidos se dieron cuenta de la efectividad del medicamento y Carolina empezó a recibir gran cantidad de pedidos. Por eso, decidió producir más para venderlo en su macrobiótica. 

A cada problema, Carolina le busca una solución. Tiempo después de su segundo embarazo empezó a sufrir pérdida de cabello. Una nueva oportunidad para seguir creando. Así fue como sacó a la venta el champú Tupepelo, más adelante pasaría a llamarse Tuplo.

Este champú es de la marca de cosméticos Krisme (por el nombre de sus hijos Kristofer y Esmeralda).

Toque Natural vende productos alimenticios y cosméticos naturales a través de sus cuatro marcas: Krisme, La Yerberita, Delinat y Yasu.

Comprometida con la calidad de sus productos

En su preocupación por vender productos realmente naturales, Carolina revisaba el contenido de los medicamentos que vendía en su local. Si alguno tenía ingredientes innecesarios, ella elaboraba una versión menos artificial.

Toque Natural 2

En Costa Rica no hay un ente regulador que certifique la naturalidad de un producto. Por eso, su empresa se fijó el compromiso de producir medicamentos con al menos 90% de ingredientes naturales, tomando en cuenta normas europeas.

¿Cómo fue que el negocio creció?

Carolina decidió que era hora de colocar en los estantes de su pequeña macrobiótica los productos que ella misma producía. Cuando los agentes de ventas llegaban a su local, le hacían pedidos. Fue víctima de muchos atracos, por su falta de malicia.

Aún así, los dueños de las tiendas que compraban sus productos la llamaban cuando se les acababa algún medicamento. Y empezaron a distribuirlos a través de encomiendas.

Hoy, Macrobiótica Toque Natural da trabajo a 21 personas y distribuyen cada mes más de 20 mil productos a alrededor de 200 macrobióticas en todo el país.

Toque Natural 3

La nueva tienda se ubica 75 oeste de la entrada de emergencia del Hospital San Francisco de Asís, en Grecia. Muy cerca de su primer local.

Carolina Ruiz Chacón recibió el premio a Mujer Innovación 2014 por el éxito de su empresa. Este galardón lo entrega el Programa para el Desarrollo de la Mujer Empresaria de la Cámara de Comercio de Costa Rica.

Recuerde que este portal funciona como una guía completa sobre el cantón de Grecia, así que si usted vive en Grecia o desea visitar el cantón puede consultar AQUÍ el directorio cantonal más completo sobre los negocios y comercios que operan en el cantón 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta