Coopevictoria con moneda propia

570
0
Compartir
UDIS Unidades de Intercambio Solidario

Son hechos de papel moneda, tienen los mismos dispositivos de seguridad y son recibidos como medio de pago en restaurantes, pulperías, comisariatos y ferreterías en varios lugares de  Grecia. A los empleados se les puede pagar una parte en ellos o la otra parte en colones, incluso se usan para dar adelantos de salarios a los trabajadores. ¿Sabe qué son?

Son los UDIS (Unidades de Intercambio Solidario), unidades de pago o intercambio local que tienen como objetivo incentivar el consumo de los productos de la zona como una forma solidaria de generar una fuerte economía local.

image_preview

Los “Udis vales” son tan seguros y fáciles de usar como los colones, ellos son elaborados con las mismas medidas de seguridad de los billetes para evitar las falsificaciones; además tienen el mismo valor de un colón.

Apoyo a la iniciativa

Según Coopevictoria, la iniciativa ya tiene varios años de haberse implementado y tiene una red importante de comercios afiliados al sistema de intercambio y ofrecen una amplia gama de productos y servicios que se pueden adquirir: materiales de construcción, combustibles, electrodomésticos implementos de limpieza, útiles escolares, entre otros.

Esta unidad de intercambio solidaria, lejos de ser excluyente representa una invitación a los turistas y nacionales que quieran utilizarla, pues se pueden cambiar colones por UDIS en cualquier comercio.UDIS1

Entre les ventajas que tienen los UDIS según Coopevictotoria, se evitan los asaltos al andar UDIS y no colones. Se fortalecen las relaciones económicas y sociales de la comunidad.

Otra de las ventajas es que incentiva el comercio, servicios y empleo de la zona, se estimula el consumo en empresas locales generando una economía solidaria, se obtienen descuentos y precios especiales y finalmente se ahorra dinero que queda destinado para otros gastos.

Similar al de los boletos de café

Dinosio Cabal Antillón, investigador cultural explicó que este  sistema de economía solidaria ha sido implementado en varias Cooperativas de autogestión agropecuarias con mucho éxito. Otro ejemplo es Coopesilencio en Quepos de Puntarenas.

Se remonta a principios del siglo XIX, cuando los grandes hacendados cafetaleros de todo el valle central tenían un sistema de boletos para negociar bienes y servicios “el titular de la compañía emitía estos vales que llevaban el nombre de la hacienda o el apellido del dueño, los cuales aún se encuentran en museos y en colecciones privadas, entre ellos iban nombres y apellidos de ex presidentes como Juan Rafael Mora, Bernardo Soto”.

Estos se podían cambiar en cualquier parte, pues en ese tiempo, estos boletos llevaban el respaldo del titular, como garantía de pago, transado al estilo antiguo como caballeros, donde el buen nombre y el honor le conferían cierto estatus social.

Usado también por las bananeras

Más cercano a nuestros tiempos en la segunda mitad del siglo XX, también fue utilizado por las bananeras en la costa pacífica y en la costa atlántica del país.

“El problema se presentó porque eran las mismas bananeras, las que administraban los comisariatos, compraban todo, desde focos, baterías, comida y los empleados solo tenían la posibilidad de comprar en ese establecimiento, por lo que el sistema se convirtió en una forma de hacer esclavos de la bananera, pues la gente no podía hacer vida en otro lado, pues solo les pagaban en de esa forma”, explicó.

Lo más importante es que este sistema es totalmente diferente, incluso en Argentina durante la crisis financiera del 2000 cuando el dinero no tenía valor se impuso este sistema de intercambio solidario y fue uno de los factores que ayudó a dinamizar la economía Argentina después del cese de pagos.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta