“Los helados de Yolanda”, el puro sabor griego

Una griega emprendedora inició su venta de helados hace 25 años en su casa. Hoy se ha ganado el cariño del pueblo y por día llega a hacer más de 100 helados. Conozca Grecia salió a conocer su historia y aquí se la contamos

3068
0
Compartir

Aunque sus padres intentaron convencerlo de ir a una heladería cerca del centro de Grecia, Daniel estaba decidido a ir hasta la casa de Yolanda con tal de comerse uno de “los helados más ricos del mundo”.

Con esas palabras, Daniel describía el placer que sentía al disfrutar de estos helados.

Y ese cariño no lo olvida Yolanda Barquero, quien hace 25 años decidió empezar a vender helados caseros.

“Sería ofender a Dios que yo diga que no (me ha ido bien). Más bien, a veces he tenido que poner un rótulo de ‘No hay’, porque no doy abasto”, contó Barquero.

Adrián, su hermano mayor le dio un consejo que hasta la fecha cumple: nunca bajarle la calidad a los helados sin importar si eso significa que deba venderlos más caros.

Lea también: Griegos exitosos: Conozca al griego que jala carga pesada por Centroamérica

Ahora Yolanda tiene 2 refrigeradoras y 2 congeladores donde almacena los más de 100 helados que prepara cada día. Pero el proceso no fue fácil para comprar estos electrodomésticos.

“Tenía que ir todos los días a hacer mandados, porque no podía tener la carne donde tenía los helados”, recordó Yolanda.

Al inicio solo hacía helados de natilla, coco y frutas. Después se dio cuenta de que no le alcanzaba el espacio para tener guardado los helados.

Helados 3

Fue cuando una vecina le dijo que una cubana vendía un congelador en Sarchí. Lo vendía en ¢28.000 y ella no tenía capacidad para comprarlo.

Juan Arrieta, un amigo, le prestó la plata para que ella pudiera traerse el congelador.

Tuvimos que parar la entrevista en dos ocasiones para que Yolanda atendiera a sus clientes.

Lea también: La historia de Pizza Macho: la pizzería más antigua de Grecia

El primero fue un joven quien compró 3 helados de natilla. La segunda cliente se llevó 5 de crema, 3 de natilla y 2 de coco.

Yolanda se levanta a las 5 a.m. todos los días a preparar su primera tanda de helados. Luego, a las 7:30 comienza con la segunda y después de almuerzo hace la tercera.

En verano, cuando vende más helados, a veces hace hasta 4 o 5 tandas. Pero resulta muy cansado para ella, por eso intenta no exigirse tanto.

Un amigo ha intentado convencerla para ponerse una fábrica, pero Yolanda dice que está contenta con lo que Dios le ha dado y que no siente la necesidad de tener más.

También, dice que le da miedo que le roben la receta que ha enamorado a tantos griegos.

Hace unas semanas fui a comprarle 10 helados de coco a Yolanda y en esa ocasión me contó que tiene un cliente diabético que le trae una azúcar especial para que ella le prepare una tanda completa solo para él.

Lea también: El guerrero griego que se prepara para volver a caminar

Helados 2

Hay otro cliente que le compra 30 helados cada semana.

“No tengo con qué agradecerle a Dios que él me bendijo así”, expresó.

Porque el camino no fue fácil. Bastantes tantas de helados que se perdieron mientras Yolanda perfeccionaba su receta.

El helado que más vende es el de coco. Pero también tiene de chocolate, cas, mora, frutas, maní y natilla.

Lea también: El griego que se hizo amigo de Keylor Navas

Cuando comenzó su negocio, ella también vendía pan. Pero le daba miedo hornear y luego abrir un congelador y como le iba mejor con los helados, decidió dejar de lado la venta de pan.

Por eso, para dicha de muchos, Yolanda seguirá haciendo helados hasta que Dios se lo permita.

Si usted desea visitar Grecia o vive en el cantón, recuerde que conozcagrecia.com es la guía más completa de información cantonal, por lo que le invitamos a que navegue más este sitio y encuentre toda la información de interés sobre Grecia. Además, si desea información sobre de los negocios y comercios que operan en el cantón, no dude en visitar la guía comercial más completa: Guía comercial Grecia 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta